autocares-barcelona

El autobús, el medio menos contaminante

La contaminación está comenzando a ser un problema preocupante en las ciudades, viajar en autobús es lo mas acertado. Las grandes capitales mundiales están viendo como la calidad de su aire desciende, hasta puntos que son perjudiciales para la salud. Una de las mejores medidas para combatir esto es viajar en autocar. Un estudio español es contundente: contamina hasta cuatro veces menos.

La UGT de Aragón realizó un estudio para el ayuntamiento sobre el uso de los autobuses como medio de transporte. La conclusión es rotunda: la emisión de CO2 es hasta 3,5 veces inferior. Una enorme diferencia que pueden ayudar a combatir

viaja en Autobús y contamina menos.

El estudio es especialmente positivo a la hora de valorar el impacto de contratar autocares de empresa. Este tipo de vehículo sustituye a entre 14 y 30 vehículos privados, ya que resulta más cómodo y barato para los empleados. Por lo tanto, es una iniciativa que tiene un impacto positivo muy marcado en el medio ambiente de las ciudades.

Desde la UGT han querido insistir en las ventajas que tiene el autobús de empresa: reduce el riesgo de accidentes, el absentismo laboral, los atascos, la emisión de gases, la contaminación acústica y reduce los costes del desplazamiento.

Unido a la puesta en funcionamiento en toda Europa de programas para implantar los autobuses eléctricos e híbridos. En Barcelona ya están funcionando autobuses 100% eléctricos, y Madrid planea tener una línea completa de este tipo de vehículos para el año que viene.

En este caso, ambas ciudades han superado varias veces en los últimos años los máximos de contaminación que dicta la directiva europea de concentración de NO2, un gas que, según la Agencia de Medio Ambiente de la UE, provoca cada año más de 25.000 muertes prematuras en España,430.000 en Europa. En 2015, los 2 los puntos de control instalados en la capital catalana incumplieron la directiva, sobre todo por la circulación de vehículos diésel, principal foco de emisión de este contaminante. En el caso de Madrid, son ya 6 años seguidos los que se rebasa este tope. El empobrecimiento del aire puede afectar a la salud de todos los ciudadanos.

La conclusión no puede ser otra: el autobús es un medio ecológico y cómodo, cuyo uso debe ser fomentado y facilitado por las instituciones, y dar facilidades para que la empresa privada también apueste por el viaje en autocar en los desplazamientos de sus empleados. No sólo ganarán ellos, sino toda la ciudad.