Head-Up

Autobuses con visualización head-up, mayor seguridad para todos

El futuro es brillante para los que gustan de viajar en autocar. Los vehículos no dejan de modernizarse y ofrecer mayores prestaciones y comodidades: en los próximos años nos esperan el bus eléctrico, el autónomo… y ahora también, los que usan el ‘Head-up Display’ o visualización head-up. Una tecnología cuyo nombre aún no es muy popular, pero que ya estamos viendo en cada vez en nuestro día a día.

El concepto es simple: toda la información que normalmente se incluye en el salpicadero, como la velocidad, nivel del combustible, cuentakilómetros, reloj, cercanía de gasolineras, de señales de tráfico… ahora aparecerá directamente sobre la luna del parabrisas. El efecto se consigue a través de una pantalla de cristal transparente que se encarga de reflejar la imagen que generan los indicadores.

La principal ventaja de este sistema es que conseguimos que el conductor esté más atento. Ya no tiene que desviar la mirada para comprobar cualquier dato, con lo que el viaje en autocar es más seguro para todos. Los ojos del piloto están, en todo momento, fijos en el tráfico y en lo que sucede en la carretera.

Estos sistemas tienen ya cierto desarrollo en los coches, pero las necesidades especiales de los autobuses, así como las peculiaridades del tamaño del parabrisas, posición, etc… hacían necesaria la invención de nuevos estándares, que cada vez están más cerca. Por ejemplo, en Europa, los autobuses tienen el cristal con una mayor inclinación, lo que provoca que el modelo utilizado en EEUU y en nuestro continente no sea compatible, como ya han comentado en Continental, la empresa que ha preparado dos estándares para los diferentes mercados.

Los estudios confirman que los conductores con head-up display están mucho más atentos y centrados en la propia conducción, lo que baja el riesgo de accidentes y aumenta su capacidad de reacción. El objetivo está claro: que el conductor no solo reciba información del vehículo sino que de forma adelantada pueda disponer de datos relacionados con el tráfico, la seguridad…

La experiencia de viajar en autocar, por tanto, sigue mejorando, modernizándose y consolidando este medio de transporte como el más cómodo y el favorito de millones de personas en todo el mundo.