El autocar, el medio de transporte más seguro

Cuando tiene lugar algún accidente de autobús suele surgir la duda: ¿Es un medio realmente seguro? Lo cierto es que de los vehículos que circulan por carretera, el autocar es el transporte por carretera más seguro y el que menos víctimas mortales se cobra cada año.

Si estás preocupado por tu seguridad a la hora de viajar en autobús, debes saber que según los datos analizados y teniendo en cuenta las víctimas de accidente en los últimos años, el autobús es el medio de transporte más seguro que viaja por carretera. Coches, bicicletas y motos sufren anualmente más accidentes que los autocares, por lo que debemos tener esto muy en cuenta a la hora de elegir en qué vehículo desplazarnos al lugar deseado.

Medidas de seguridad en autocares

Y es que los autocares deben cumplir unas medidas de seguridad muy concretas para poder circular y respetar en todo momento la seguridad vial y garantizar la integridad de los pasajeros. Deben incorporar limitadores de velocidad máxima, cinturones de seguridad, una estructura de seguridad que protege al vehículo si éste vuelca e incluso un tacógrafo para asegurarse de que cada conductor respeta sus tiempos máximos de conducción y los de descanso. Recordemos que la normativa establece que el tiempo máximo de conducción diaria es de nueve horas y que tras un máximo de cuatro horas conduciendo, el conductor deberá descansar al menos durante 45 minutos. Esto es fundamental para que el profesional con el que viajamos se encuentre en las condiciones óptimas y lo suficientemente despierto y despejado como para viajar por carretera.

Los conductores de autobús, además de respetar estas normativas, deben poseer conocimientos técnicos sobre el autocar y sobre cómo realizar una conducción eficiente de viajeros, conociendo los riesgos laborales que existen en su trabajo. Todo esto lo comprende el Certificado de Aptitud Profesional que deben poseer para poder conducir autobuses.

Seguridad vial en autobuses

 El transporte de menores de edad también establece la normativa de la obligatoriedad de llevar el cinturón de seguridad y, si lo consideramos necesario, podremos sujetar a los niños mediante una silla enganchada al cinturón de seguridad. Cuando se viaja con niños hay que ser incluso más precavido ya que un frenazo brusco puede provocar alguna lesión si el cinturón de seguridad no se adapta completamente a ellos.

 Por tanto, nos encontramos con un medio de transporte en el que nos ponemos en manos de profesionales y en el que las medidas de seguridad son obligatorias. Por eso el autocar es uno de los medios de transporte más seguros a la hora de desplazarnos. El sistema de seguridad del propio vehículo sumado a la utilización del cinturón de seguridad, que es responsabilidad del pasajero, juegan un papel fundamental para conseguir que nuestro viaje en autobús sea lo más seguro posible.