autocar-pelicula

CINCO PELÍCULAS EN LAS QUE EL AUTOCAR TAMBIÉN ES PROTAGONISTA

No, hoy no vamos a hablaros de una lista de películas que podéis ver a bordo del autocar. Más bien, nos hemos propuesto lo contrario, es decir, localizar algunas de los filmes más míticos en los que el autobús no solo es escenario, sino un parte imprescindible de la acción dentro de la gran pantalla. Vamos con ellos:

  1. Speed (1994). La primera que se nos viene a la cabeza, con Keanu Reeves y Sandra Bullock manejándose como pueden contra una de las premisas más antiguas y eficaces para crear tensión narrativa: un autocar-bomba que no se puede detener. A estas alturas, Speed ya se ha convertido en todo un clásico de hace dos décadas.

 

  1. El Fugitivo (1993). Richard Kimble, un cirujano residente en Chicago, es acusado injustamente del asesinato de su esposa. Después de su arresto es trasladado en autobús, junto con reos peligrosos, a una prisión para candidatos a la pena de muerte.

 

  1. Bus Stop (1956). Bo, un joven vaquero ingenuo y rudo viaja en autobús de Montana a Phoenix para participar en un rodeo. En un café donde el autocar se detiene para que los pasajeros tomen alimentos, Bo se enamora de Chérie, la cantante del lugar. Ella accede a acompañarle durante el rodeo, pero cuando el evento termina ella rechaza la propuesta matrimonial que Bo le hace.

 

  1. Cíclope, el autobús atómico (1974). Un clásico del cine de catástrofes de los años 70, que referencias a la Guerra Fría. Unos científicos desarrollan “Cíclope”, un potente autobús el cual, según sus planes, hará historia al transportar pasajeros entre Denver, Colorado, y la Ciudad de Nueva York absolutamente sin escalas y en tiempo récord. Pero un incidente ocurre cuando vierten el combustible atómico en el tanque de abastecimiento del autobús.

 

  1. Night bus (2014). Esta producción, mucho más reciente que las anteriores, basa su acción en varios relatos visuales que tienen lugar en un autocar nocturno en Londres. Este es testigo de varios conflictos muy recurrentes del crespúsculo londinense.

 

Y hasta aquí esta lista de películas que tienen lugar en autocares, como lugar común del que el séptimo arte no se ha olvidado. Sobre si deberías  verlas montados en un autobús, eso ya es otra historia (sobre todo viendo lo que ocurre en algunos de los títulos propuestos), que queda para elección de cada uno.