viaje-semanasanta

CUATRO DESTINOS PARA VIAJAR EN AUTOCAR EN SEMANA SANTA

La Semana Santa es una festividad ideal para hacer uso del autocar. Por una parte y salvo que utilicemos nuestras vacaciones, la gran mayoría de los españoles cuenta con un período de tiempo que se limita a un puñado de días.

Esto puede correr en contra de realizar un viaje largo más allá de nuestras fronteras, por lo cansado que podría resultar a fin de cuentas. No obstante, es una gran oportunidad para descubrir nuestro país mediante el alquiler de un autocar. Precisamente, la Semana Santa hace que decenas de municipios de España coincidan en una festividad única en el mundo. Por cultura, ocio o fervor religioso, no podemos dejar de conocer aquellos puntos más candentes de nuestra geografía.

  1. Sevilla. Bien es cierto que la Semana Santa no es solo Sevilla, pero sin Sevilla la Semana Santa en España no sería la misma. Casi 70 cofradías recorren las calles de la ciudad desde el Viernes de Dolores hasta el Lunes de Pascua. Esto convierte a la ciudad en un escenario único. No en vano la Semana Santa de Sevilla fue declarada de Interés Turístico Internacional. Ahora bien, no esperes pasear por calles solitarias. Si vas a Sevilla en Semana Santa, es para disfrutar de los nazarenos, los pasos y las saetas rodeado de miles de personas que conforman un ambiente único.

 

  1. Zamora. Una Semana Santa completamente diferente a la sevillana, pero no por ello menos impresionante. La rigurosidad y la elegancia gobiernan las calles zamoranas durante estas fechas, con una cita muy especial, la de la procesión del Yacente, en la noche del Jueves Santo.

 

  1. Málaga. Si aprovechamos para alquilar un autocar, podemos plantearnos vivir la Semana Santa de un modo más general a través de Andalucía. Siendo así, otro punto que no nos podemos perder está en Málaga, cuya Semana Santa data de la época de los Católicos. Otro aliciente que aporta la capital malacitana es su localización marítima. La procesión imprescindible en este caso es la del Lunes Santo, llamada de la Pasión.

 

Pese a que el número de municipios con procesiones en Cataluña es más reducido, existen ciertos puntos que no podemos dejar de visitar, con una tradición de centurias. Tal es el caso de las procesiones de Cervera, de Olesa de Montserrat o de Esparreguera. Además, como aliciente especial, en muchas de estas localidades existen actos teatrales a propósito de la Semana Santa.