Curiosidades sobre los autobuses de Londres

Sin lugar a dudas, los autobuses rojos de dos plantas que circulan por las calles de Londres son uno de los vehículos más conocidos y emblemáticos de todo el mundo. Son ya todo un icono que no solo podemos ver si viajamos a esta ciudad, sino que aparecen en series, películas, numerosas fotos… ¿Te gustaría conocer los datos más curiosos e interesantes sobre los autocares londinenses?

Si piensas en autobuses emblemáticos, seguro que los primeros que se te vienen a la mente son los clásicos autocares escolares en color amarillo de Estados Unidos y el autobús rojo de Londres. Es ya todo un icono de la ciudad, y muchos visitantes se lo toman como una atracción turística más, realizando excursiones en ellos o sacando fotos. No te pierdas algunas de las curiosidades más llamativas sobre este medio de transporte tan icónico.

 ¿A qué se debe el color rojo?

En el año 1907 la compañía de autobuses más extensa de Londres se decidió por el color rojo para pintar sus autobuses como estrategia para poder diferenciarse del resto de empresas que operaban. Esto llevó a la compañía London General Omnibus a convertirse en el mayor operador de la ciudad.

 Participaron en conflictos militares

Tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial estos autobuses se utilizaron durante los conflictos militares, ya que se consideraban idóneos para transportar soldados o incluso armamentos. Los autoridades requisaron algunos de estos vehículos para ser utilizados con estos fines, pero lamentablemente muy pocos sobrevivieron y pudieron volver a circular por las calles de la capital.

 Lugar de refugio para los más necesitados

El invierno en Londres puede alcanzar temperaturas muy bajas y es especialmente duro para todas esas personas que no tienen un hogar y viven en la calle. Durante los meses de más frío es frecuente encontrar a gente sin hogar buscando refugio en estos autobuses; esto es especialmente común en líneas como la 25, la 29 o la 207.

 La leyenda del autobús fantasma

Existe una famosa leyenda urbana que lleva extendiéndose desde 1934 y que consiste en la existencia de un autobús fantasma que tiene una de la luces del lateral fundidas y que, según se dice, circula a gran velocidad hasta los viandantes y finalmente se desvanece cuando se aproxima hacia ellos. Numerosas personas afirman haber visto este autobús en Londres, concretamente en la ruta 7. Como todas las leyendas, no hay nada demostrado, pero seguro que si hablas con algún londinense sobre ella, conoce a alguien que dice haber visto este autocar.

 Una de las redes más grandes del mundo

Como era de esperar dado un gran número de personas residentes en Londres que eligen el bus para viajar, esta red es una de las más amplias del mundo. Cuenta con casi 7000 autobuses y unas 673 rutas. Además casi 5 millones de personas utilizan estos autobuses a diario. ¡Son unas cifras impresionantes!