excursiones en otoño, La Fageda de la Grevosa

Excursiones otoñales: Fageda de la Grevolosa, Barcelona

El otoño es una de las mejores estaciones para viajar y poder ver increíbles paisajes con tonalidades ocres, marrones y rojizas y observar cómo las hojas de los árboles van cayendo poco a poco. Pese a las bajas temperaturas que pueden acompañar a esta época del año, se trata de una época ideal para hacer una escapadita. En nuestro país contamos con lugares como Fageda de la Grevolosa, que seguro te encandilará; y es que este bosque parece sacado de una película.

Se trata de un bosque de hayas que se encuentra en el municipio de San Pedro de Torelló, dentro de la provincia de Barcelona y situado en un valle de la Serra de Llancers. Viajar en autobús desde el centro de la capital a esta localización no te llevará mucho tiempo, ya que tan solo tendrás que recorrer unos 90 kilómetros por carretera. Para ello tendrás que coger la C-17 dirección Vic, luego la C-37 hacia Olot y a continuación tomar la salida hacia Sant Andreu de la Vola. Ahora nos encontraremos en una intersección; allí tendremos que ir hacia la derecha y dirigirnos hacia Vall d’en Bas Olot hasta el kilómetro 23.

Viajar en autobus hasta las mismas puertas de la Fageda de la Grevosa

Una vez llegues a la Fageda de la Grevolosa viajando en autobús, tendrás que realizar la ruta a pie; pero no te preocupes, tan solo tendrás que caminar durante dos kilómetros de ida y otros dos kilómetros de vuelta con lo que incluso los niños podrán realizarla. Además, se trata de una ruta muy sencilla que está muy bien señalizada y pensada para que cada grupo de personas la pueda llevar a cabo por su cuenta. Aunque seguro que te encuentras con más gente que la está realizando en ese momento, así que perderse allí es muy complicado.

viajar-autobus-fageda-grevolosa

En este entorno te deleitarás de numerosos y frondosos árboles, llegando a superar algunos de ellos los 40 metros de altura. Uno de los más importantes que podremos encontrarnos es el llamado Árbol Monumental, situado muy cerca del arroyo y que cuenta una altura de 42 metros y cuya copa se extiende a los 20 metros. ¡En cuanto lo veas sabrás cuál es por su envergadura!

Adentrarse en este bosque te trasladará inmediatamente a un remanso de paz y tranquilidad donde podrás recrearte con los colores, las hojas, el sonido de las aves y de la naturaleza… y tan solo a unos kilómetros de la gran ciudad. Podrás hacer increíbles fotos que parecerán sacadas de cuento de hadas y gozar de unas horas de armonía con el mundo.

 

Realiza esta ruta viajando en autobús con amigos o familia y rodéate de los tuyos para disfrutar junto a ellos de uno de los paisajes más bonitos de toda Cataluña. Es una escapada que seguro que encantará tanto a mayores como a niños y que te hará escapar durante unas horas del ajetreo de la ciudad para rodearte de la naturaleza en su máximo esplendor.