Autobús autónomo

Future bus: el autobús autónomo de Mercedes-Benz

Ya son varios los coches autónomos y las empresas que apuestan por la conducción automática. Aunque hace solo algunos años nos parecía algo que venía de un futuro muy lejano, este tipo de conducción ya es una realidad. Mercedes-Benz, una de las marcas pioneras en automoción, como no podía ser de otra forma, ha decidido sumarse sacando al mercado Future bus, su autobús autónomo.

En 2016 Mercedes-Benz presentó públicamente el denominada Future bus, y lo hacía proclamando que este autocar sería el futuro de la movilidad. Se trata de un autobús de conducción autónoma que se movería por las ciudades tal y como lo haría un autobús tradicional con conductor: es capaz de detectar los semáforos en rojo y pararse, continuar cuando estén en verde y, en definitiva, respetar todas las normas de tráfico de los trayectos en los que opere. También, por supuesto, es capaz de parar en las paradas de bus asignadas y dejar a los viajeros en sus destinos. Todo esto lo hará a uno velocidad máxima de 70km/h.

 

Sistema City pilot

Quizá te estés preguntando cómo un autobús es capaz de realizar todo esto de manera autónoma. ¡Parece increíble! El encargado de ello es el sistema City pilot. A través de diferentes sensores, radares y dispositivos GPS este vehículo puede circular de manera autónoma a través de los recorridos habilitados. No podrá recorrer libremente la ciudad, sino que dispondrá unas rutas guardadas en su sistema.

16C632_09-2-600x450

En la ciudad de Amsterdam se han hecho pruebas de recorridos con este vehículo y, aunque estas han sido satisfactorias, se requiere la presencia en todo momento de un conductor en el autobús. Aunque no esté conduciendo, él se encargará de mantener un control y monitorizar todo lo que haga el autobús durante su recorrido.

Cuenta con un sistema de aceleración y freno automático y su conducción y los viajes son tan suaves que sus materiales se dañan lo mínimo, con lo que la esperanza de vida de este vehículo es muy elevada.  También, como una de las grandes ventajas, ofrece una optimización en el gasto del combustible muy beneficiosa para el mantenimiento del medio ambiente.

Se han destinado unos 200 millones de dólares hasta el próximo año 2020 para desarrollar este tipo de Future bus. ¿Lo veremos dentro de poco por nuestras calles?