Japanese-bus-tours-1

Japón y sus exclusivo autocar de lujo

El autocar es un medio de transporte cómodo, rápido y seguro. Es, para muchos, la mejor manera de viajar (¡o incluso de vivir!), al poder admirar de la mejor manera el trayecto realizado y sus paisajes. Tanto es así que están comenzando a aparecer por todo el mundo líneas “de lujo” con autobuses exclusivos y con todo tipo de comodidades de lo más exclusivo. Es lo que está pasando en Japón

En la empresa Isetan Mitsykoshi Travel apuestan por el autocar como opción de lujo para el viaje. Solo disponen de 10 plazas, por supuesto, muy espaciosas y dotadas con un gran número de servicios, opciones y comodidades. El precio de cada trayecto en estos vehículos japoneses, sin embargo, no está al alcance de cualquiera: más de 1000 euros por pasajero.

Los buses de lujo de esta empresa han tomado como modelo la “clase business” de los aviones, y es lo que esperan los clientes que quieran comprar un billete para este  autocar. En un espacio en el que podrían viajar unas 45 personas, se habilitan plazas únicamente para 10 pasajeros, permitiendo que se tumben cómodamente y disfruten del mayor espacio durante su viaje para hacer un viaje lo más relajado.

Por supuesto, dispone de unos asientos modernísimos, ergonómicos y muy anchos. Además, durante el viaje se ofrece un servicio de bar, con una azafata encargada de facilitar los pedidos, así como de un centro de entretenimiento en cada asiento, con películas, videojuegos, música, y conexión WiFi para conectarse a internet. Si al cliente no le apetece mirar el paisaje o leer un libro, tiene un montón de opciones para aprovechar su tiempo. Eso sí: no tienen ducha, como en ese peculiar bus de San Francisco del que ya os hablamos.

Estos viajes en autocar de lujo se contratan como parte de un paquete de vacaciones, que incluyen también uno o varios días en hoteles. El pack básico, de ida y vuelta desde Tokyo a ciertos destinos turísticos, con una noche de hotel, sale por unos 1.100 euros, pero algunos viajes más largos, y con dos o tres noches llegan a ponerse cerca de los 2.500 euros.  Y por lo visto, están convenciendo a sus usuarios: todas las plazas suelen estar vendidas semanas antes del viaje y los precios están subiendo ante la fuerte demanda.

El servicio está siendo especialmente solicitado en familias y grupos de amigos, que reservan uno de los mejores autobuses del mundo para viajar juntos: disfrutar del paisaje la compañía de un amigo sigue haciendo única la experiencia del viaje en autocar. Que se lo digan a los inventores del Dancer Bus, el autobús lituano del futuro. ¿Veremos esto en más países en un futuro cercano?