114

Los autobuses eléctricos, una inminente realidad en nuestras calles

Viajar en autocar también será ecológico. Las nuevas tecnologías y energías limpias también llegan a estos vehículos. En España comienza a hablarse de implantar los autobuses eléctricos, una posibilidad que en breve será real y que ya está siendo estudiada y experimentada en varios puntos de nuestra geografía, comenzando por Barcelona, que ya cuenta con una línea noctura con este tipo de autobús.

En Madrid, una propuesta  llevó al ayuntamiento ha calado lo suficiente como para ser aprobada por la alcaldía. El pasado mes de abril, Rita Maestre anunció que se aprobará la creación de una línea de la EMT (Empresa Municipal de Transportes) compuesta en su integridad por vehículos eléctricos.

Esta línea comenzará a ser operativa para principios de 2017, y reforzará la instalación de puntos de recarga para autocares eléctricos, una medida que han tomado varias ciudades de toda Europa para fomentar el uso de vehículos no contaminantes. Se plantea la introducción progresiva de este tipo de autocares en las calles de la ciudad, con vistas a una total implantación del autobús eléctrico en la EMT en unos 10 años.

Mientras, en Donostia-San Sebastián, ya han comenzado a trabajar en iniciativas similares. En el caso vasco, los ciudadanos pueden probar un servicio de autobuses eléctricos automatizados, capaces de operar  sin conductor, otra posibilidad que comienza a ser investigada de manera seria y que ya ha comenzado a implantarse en países como Holanda.

Estos hacen un recorrido por el Parque Científico y Tecnológico de Guipúzcoa, un entorno más que apropiado para un avance tecnológico de este tipo. Se trata de un vehículo demostrador, cuyo objetivo es la de presentar este tipo de tecnologías a los usuarios. Los visitantes podrán utilizarlo hasta el próximo mes de Julio.

Estos autocares futuristas tienen una capacidad de 10 personas y recorren unos 2 kilómetros en una ruta que consta de 10 paradas, durante 12 horas. Con un sistema creado por la empresa francesa Robosoft, funcionan a través de un sistema de posicionamiento y guiado de alta precisión, y están conectadas a un centro de control: desde allí se monitoriza su posición vía WiFi, permitiendo seguir al vehículo en tiempo real y realizar cualquier tipo de ajuste de manera rápida y eficiente.

Además, cada vehículo lleva un operador humano para informar a los pasajeros de su funcionamiento e intervenir en caso de emergencia. Por supuesto, estos autobuses eléctricos cuentan con medidas de seguridad y sistemas de parada de emergencia para pasajeros, en caso de necesidad. Un viaje en autocar cómodo, limpio y silencioso.

Detrás de esta iniciativa esté el proyecto CityMobil2, cuyo objetivo es continuar experimentando con vehículos automatizados en entornos reales, prestando un servicio de transporte público a la comunidad. Otras ciudades del continente que han albergado fases previas del programa son Oristano (Italia), Lausanne (Suiza), La Rochelle y Sophia Antipolis (Francia) Trikala (Grecia) y Vantaa (Finlandia).

De manera lenta pero segura, los coches y autobuses eléctricos se convierten en una opción limpia y segura de viajar por toda Europa.