autocar electrico

LOS AUTOCARES ELÉCTRICOS ESTÁN CADA VEZ MÁS CERCA

¿Por qué los autocares eléctricos están cada vez más cerca?

En la última década estamos experimentando un cambio en la movilidad tal y como la conocemos. Los coches eléctricos están introduciéndose poco a poco en nuestras carreteras, como una demanda tecnológica para tratar de paliar los efectos de la contaminación en el transporte.

En ese sentido, montando en autocar contribuyes mucho a esto porque como sabemos se trata del medio de transporte que menos cantidad de dióxido de carbono emite de media considerando las personas que viajan en el mismo. Y de la combinación de ambos, los autobuses y la movilidad eléctrica, está naciendo una nueva opción. Se trata de las posibilidades que ofrecerían los autobuses completamente eléctricos. Estos ya circulan en las flotas públicas de muchas ciudades en el mundo. Hablamos de ciudades no poco importantes, como Londres, que desde hace años está empeñada en renovar sus flotas y por la capital londinense ya podemos ver circular todo tipo de alternativas.

No obstante, cuentan en la actualidad con numerosas desventajas como para que se pueda pensar en una implantación masiva de los autobuses 100% eléctricos. Y es que, para empezar, la autonomía que proporcionan es mínima. De ahí que muchos fabricantes hayan dado con una solución intermedia, a la espera de que se desarrolle una tecnología que les permita una autonomía mayor.

Hablamos de la posibilidad de una recarga intermedia en cada parada. No es una locura, como han demostrado varias compañías o proyectos. Tal es el caso de TOSA, en Ginebra (Suiza). Este autobús recarga en cada parada lo justo como para seguir su viaje, y la ciudad de Ginebra ha anunciado que este va a ser el autocar público que va a unir su aeropuerto con el centro de la ciudad gracias a la puesta en funcionamiento de 12 unidades.

Como vemos, la idea de un autocar eléctrico se plantea todavía lejana, pero no imposible tal y como entendíamos en las décadas anteriores, dada las tecnologías de motorización actuales. Para los próximos años se avecinan además nuevas mejoras en las baterías para automoción que influirán sin duda en el transporte en autocar. Si bien es más probable que antes de ver autobuses eléctricos puros crezcan más en número los autobuses híbridos o los autobuses híbridos enchufables. Pese a esto, los autocares eléctricos están cada vez más cerca, y proporcionarán un futuro no tan lejano como podríamos creer una alternativa más eficiente si cabe para los viajes en autocar.