seguridad-vial-1

Normas al viajar en autobús o autocar

Ir en autobús

 

Viajar en el autobús de la escuela es muy diferente a ir en un coche, porque además de ser un pasajero prudente, tienes que tener en cuenta cómo subir y bajar del autocar o autobús de una forma segura. Tanto si vas al colegio cada día en autobús o autocar como si sólo lo coges de vez en cuando para ir de excursión o ir a dar un concierto con la orquesta de tu escuela, es muy importante que sigas unas reglas establecidas.

Cuando veas que se aproxima el autobús o autocar, todos los que están esperando deben formar una cola. La cola debería empezar a unos cinco pasos grandes (o 10 pies, o 3 metros) del bordillo de la acera y seguir apartada de la calle, en vez de acercarse a ella.

Espera hasta que el autobús esté detenido totalmente y el conductor abra la puerta e indique que podéis comenzar a subir al autobús. ¡Esto es importante! El conductor es el único que puede ver bien el tráfico de la calle y estar seguro de que no hay riesgo en que subáis al autobús. (Si tienes que cruzar la calle para subir al autobús, asegúrate de que el autobús se haya del todo y que se hayan encendido las luces rojas.)

Cuando ya hayas subido, escucha atentamente las instrucciones del conductor, y aunque tengas prisa por ir a sentarte el primero antes que tus amigos, no corras ni empujes a los demás.

 

Normas de seguridad para el autocar o autobus

 

De igual manera como cuando viajas en coche, lo mejor que puedes hacer al subirte al autobús es abrocharte el cinturón de seguridad (si el autobús tiene cinturones de seguridad). La razón de esto es porque también es importante que en el autobús vayas sujeto. Si se produce una colisión, el cinturón evitará que saltes de tu asiento y te hagas daño. Y estate tranquilito cuando vayas en el autobús: nada de dar saltos, correr arriba y abajo o lanzar cosas a los demás. Estas cosas dificultan la concentración y cabrean al conductor.

De igual forma, al bajar del autobús o autocar, debes de prestar atención también. Cuando bajes, agárrate a la barra de seguridad y ten cuidado de que tu mochila no se quede atrapada en la barra o la puerta.

Cundo ya hayas salido, nunca pases por detrás del autobús. Y si tienes que pasar por delante del autobús, camina por la acera junto al autobús hasta adelantarte al menos unos 3 metros del autobús para que el conductor pueda verte desde los espejos, y entonces cruza. Si se te cae algo al cruzar la calle, no te agaches nunca para recogerlo; el conductor podría no verte. En vez de eso ve hacia la puerta y dile al conductor que se te ha caído algo.

¿Te das cuenta de que viajar con seguridad es fácil? Si sigues estas sencillas normas, estarás más protegido cuando viajes en coche o en autobús, ¡y será más divertido! Así que prepara tu mochila, abróchate el cinturón, ¡y en marcha!