No os asustéis por lo que acabáis de leer en el titular. La gente de San Francisco ya puede aprovechar los autocares para ducharse, sí, pero solo por una buena causa. No se trata de que en nuestro afán por ganar tiempo en la cama aprovechemos los viajes en transporte público para asearnos (una buena…