Mujer y Bebé

Consejos para viajar con bebés en autobús

Como sabrás, no existe ninguna normativa legal que establezca cómo deben viajar los bebés en autobuses tanto urbanos, interurbanos o de largo recorrido. Por tanto, todo lo que te podemos contar al respecto son recomendaciones y consejos para que el viaje sea lo más cómodo y seguro tanto para ti como para el bebé y también para el resto de pasajeros.

 

 1. Viajar con silla infantil

Para garantizar la seguridad de los pequeños, es recomendable que viajen en autobús en su silla infantil. Eso sí, son los padres los que deben llevarla, ya que actualmente los autobuses no cuentan con este sistema, al carecer de una normativa vigente para el traslado de menores.

 

2. Ropa adecuada

Lleva ropa de abrigo si es invierno y si es verano ropa ligera y una gorra para proteger al niño del sol durante el viaje. Cuando son bebés son más frágiles ante los cambios de temperaturas y ante las condiciones atmosféricas, con lo que estaremos preparados para que realice el viaje a una temperatura adecuada.

 

3. Intentar que el bebé no llore

El llanto ininterrumpido de tu bebé puede llegar a ser muy molesto para otros pasajeros, con lo que, en la medida de lo posible, intentaremos evitar que esto suceda. Sabemos que esto no suele estar en manos de los padres, sino en el propio carácter del bebé, pero habrá que intentar que se sienta lo más a gusto posible durante el viaje para evitarlo y, si sucede, intentar que se tranquilice para que no sea algo duradero.

 

4. Llevar juguetes

Si se trata de un viaje de largo recorrido en autobús, seguramente el bebé, en algún momento, quiera jugar con alguno de sus juguetes. Lleva contigo en el equipaje de mano uno que no pese y que sea el preferido de tu bebé para que se distraiga durante el viaje.

 

5. Productos de higiene

Durante un viaje de varias horas, es muy común que el bebé necesite algún producto de higiene como pañales o toallitas. Lleva estos productos contigo en el equipaje de mano para poder utilizarlo en caso de emergencia.

 

6. Comida

Aunque durante los viajes en autobús es obligatorio hacer una parada cada cierto tiempo para descansar, estirar las piernas y comer algo, no podemos arriesgarnos a tener que esperar a la parada con nuestro bebé. Por eso, es necesario llevar algún tipo de alimento al que poder recurrir si tiene hambre o sed, ya que si tiene estas necesidades y no las suplimos en ese momento, es muy probable que llore y moleste al resto de pasajeros.

 

Intenta que se relaje y que se duerma. Lo más fácil tanto para ti como para tu bebé es que aproveche el tiempo del viaje para descansar y dormir. Intenta que se relaje y si se duerme, no le despiertes, ya que luego puede que le cueste volver a conciliar el sueño.