Gente en el autobús

Reglas básicas de cómo comportarse en un autobús

Para que un viaje en autobús sea cómodo y placentero requiere de la colaboración de todos los viajeros. Por ello, existen algunas normas básicas que, aunque no se especifiquen en la propia normativa de los autobuses, es conveniente respetar. Si todos ponemos de nuestra parte y las cumplimos disfrutaremos de un viaje agradable y llegaremos a nuestro destino con mucho más ánimo. ¡Toma nota de ellas!

Cuando viajas en autobús estás compartiendo un espacio reducido con más personas. Por tanto, existen ciertos comportamientos que es recomendable evitar, ya que puedes molestar al resto de viajeros. Por supuesto, para una mejor convivencia es necesario que todos cumplamos estas recomendaciones y no interfiramos en el bienestar de otros. Se trata de unos pequeños hábitos que no te supondrán un esfuerzo, pero que marcarán la diferencia y harán que tanto tú como el resto de los viajeros paséis un viaje mucho más agradable.

 

Reglas de comportamiento en autobuses

Pertenencias

Mantén vigiladas en todo momento tus pertenencias para evitar malentendidos. Evita colocarlas en zonas comunes como el pasillo, donde puedan molestar e impedir el paso a otras personas. Lo más recomendable es que las coloques en el espacio situado sobre tu cabeza de la manera que ocupe menos espacio posible para que también quepan las del resto de pasajeros.

No hablar en voz alta

Aunque vayas acompañado en tu viaje en autobús, procura mantener un tono no muy alto en tus conversaciones. Otros viajeros quizá quieran intentar dormir, leer o hacer otras actividades que requieran cierta tranquilidad, con lo que debes respetar esto. Simplemente no grites o hables muy alto, ¡con esto vale!

Utiliza cascos

Si la actividad elegida para distraerte durante tu viaje en autocar es escuchar música, hazlo con auriculares. Parece algo muy básico, pero seguro que has viajado con alguna persona que, a falta de cascos, ha escuchado música con el altavoz del móvil y, por tanto, todo el autobús ha tenido que escuchar la música. Esto, como en el caso anterior, puede importunar a muchos pasajeros que quieren permanecer tranquilos durante su viaje.

No comas en el autobús

Los olores que desprende la comida o los restos de esta pueden, igualmente, molestar a la gente de tu alrededor. Además, puedes ensuciar el autobús. Lo mejor es que esperes a una de las pausas que realice para comer. No es necesario que compres comida en los paradores, ¡puedes llevarla de casa! Pero procura comerla siempre fuera del autobús, donde olores o restos de la misma no sean una molestia.